El Sueño de mamá

¿Sabes cual era el sueño de tu mamá antes de tenerte a ti? ¿Y cuál es tu sueño? ¿Qué soñabas hace años con llegar a ser en la vida? ¿Lo conseguiste? ¿Tu mamá consiguió lo que quería? ¿Cuánto has tenido que renunciar por tener a tus hijos?

Muchas mujeres en nuestra juventud soñamos y aspiramos con alcanzar grandes metas, con tener nuestra profesión ideal, por la que hemos estudiado o queremos estudiar,…soñamos con viajar, tener un buen futuro, ser independientes, tener una bonita casa, tener un coche caro, o unas vacaciones de lujo…No sé cual sería tu sueño antes de ser madre.

Yo sé que mi madre antes de tenernos a mi hermana y a mi, soñaba con ser más independiente, tener su propio trabajo y no tener que depender económicamente de mi padre, soñaba con tener el carnet de conducir y así poder viajar juntas a cualquier sitio, soñaba con vivir en un pueblo bonito y tener muchas amigas…pero desgraciadamente, el destino le tenía otro tipo de vida preparada para ella,  una vida en la que no había nada de lo que ella había soñado, pero sé que aunque no tuviera nada de lo que hubiera deseado, el tenernos a mi hermana y a mi le hacía completamente feliz. Nuestra infancia, junto con nuestras alegrías le llenaron completamente. Ahora poco a poco ha ido cumpliendo sus sueños (aunque quedan muchos en el tintero), pero sé que a muchos tuvo que renunciar hace años por tener que ocuparse de nosotras, por tener que invertir tanto dinero en zapatos para los pies planos, ortodoncias, revisiones médicas, material escolar, y tantas cosas que hemos ido necesitando a lo largo de los años. Gastos que han ido invertidos en nuestra buena educación, y en detrimento de cumplir con sus sueños, o con sus pequeños caprichos de mujer jóven.

Ahora que soy madre me doy cuenta de cuanto ha tenido que sacrificar mi madre para podernos ofrecer un mínimo de calidad de vida. Sin duda alguna, la mejor inversión ha sido su tiempo. El tiempo de escucha, de compartir juegos, de risas, de alegría, de ocuparse de nuestros asuntos…todo su tiempo ha sido la mejor escuela y el mejor legado que nos ha podido ofrecer. Su tiempo ha sido el mejor regalo que nos ha podido ofrecer desde pequeñas. Tiempo empleado para nosotras, sin miramientos, sin condiciones, sin letra pequeña, tiempo de calidad y con garantías de éxito.

Yo afortunadamente he podido cumplir con muchos de mis sueños, en parte gracias a mi madre. He podido estudiar la carrera que quería, he podido trabajar en la profesión que quería, he encontrado el amor de mi vida, y por fin he podido cumplir mi gran sueño de ser madre. Pero también reconozco, que ahora que está mi pequeña princesa, ya no puedo dedicar tanto tiempo a mí misma, aunque podría hacerlo, pero sé que le estaría privando a mi hija de mucha calidad en nuestro tiempo compartido. A veces la renuncia cuesta, a mi me cuesta aún tener que darme y darme cada día sin contemplaciones ni miramientos, sin poder tener tiempo a veces ni para escribir aquí…Pero todo valdrá la pena cuando mi hija sea mayor y sea toda una mujer hecha y derecha 😉 . Todo vale la pena con verla sonreir, verla feliz, verla segura de sí misma y con esa ilusión que contagia a todos en casa.

Puedo decir que mi sueño está cumplido. ¿Y los tuyos?

El sueño de mamá

 

 

 

 

 

5 Respuestas

  1. Mariflor 2 años Anterior
    • aprendizdemama 2 años Anterior
  2. Sannia 2 años Anterior

Añadir comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR