Museo de las Ciencias de Valencia

Rate this post

Durante este mes de agosto hemos aprovechado los días de vacaciones para ir a uno de los lugares de Valencia que más nos gusta: El Museo de las Ciencias de Valencia.

Es habitual para nosotros acudir a la Ciudad de las Artes y las Ciencias para pasear, disfrutar del entorno, de la música, las vistas o actividades que programan a menudo en ese entorno tan fantástico… pero teníamos ganas de regresar con nuestra hija a lo que es el Museo propiamente.

Como la pequeñuela tiene 4 años, tampoco queríamos pegarle la paliza intelectual y física de pasar allí el día y verlo todo al milímetro…así que apostamos por pasar allí un par de horas por la mañana, y que le cogiera el gusto 😀 para que dentro de un tiempo podamos ir conociendo otros lugares y museos.

La verdad que la experiencia fue fenomenal, le encantó todo lo que vimos, y para nuestra sorpresa, se quedó con ganas de ver más y más…si hubiera sido por ella habríamos estado hasta la hora del cierre, pero tuvimos que plantarnos porque nosotros ¡ya no podíamos más! El horario de apertura del museo es de 10h a 21h en verano.

Queríamos haber combinado la entrada con el Hemisfèric  pero llegamos un pelín tarde y no pillamos la única película de las que están ahora en cartelera que podría haber sido más apropiada para la niña: Robison Crusoe 3D, así que optamos por ver solo el MUSEO.

Para quien no ha estado nunca, deciros que es un espacio muy grande!! Con muchísimas exposiciones, algunas más orientadas a público adulto y otras para todas las edades…pero la verdad que todas muy interesantes!! Con la entrada al Museo te viene incluido ver todo, exceptuando alguna actividad extra que se paga a parte, o algún pase de alguna proyección o teatro que se recoge la entrada gratuita en los mostradores de información.

Por tanto, pagando tu entrada:  8€ adultos y 6.20€ niños puedes pasarte todo el día disfrutando de muchísimas exposiciones relacionadas con la ciencia, la naturaleza, los animales, la tecnología, la electricidad, el ser humano, el espacio… Puedes consultar los precios aquí 

Iniciamos nuestra visita almorzando, la verdad que llegamos con hambre, en principio no se puede entrar comida al interior del Museo, pero lo cierto es que nadie nos revisó…agua si que entramos varias botellas, aunque dentro en cada planta encontrabas máquinas expendedoras de agua por el módico precio.

Almorzamos en la cafetería…como podéis imaginar, bastante caro…así que si venís a pasar el día, podéis hacer picnic por el jardín que rodea este espacio, creo que hay taquillas donde guardar mochilas, también justo al lado está el Centro Comercial Saler donde hay mucha variedad

gastronómica.

Nosotros nos centramos en ver algunas exposiciones solamente. Empezamos por el “Espai dels Xiquets” (espacio de los niños). Este espacio está ubicado justo al lado del Hormiguero y de la Incubadora de Huevos. Es fantástico ver la marcha de las hormigas en su propio terreno y adorable ver como nacen los pollitos…a los niños les fascina.

En el Espacio de los Niños, se entra por turnos de unas 35 personas. A cada hora se abre el turno y salen y entran los padres con los niños (no se quedan solos). Es un recinto cerrado donde se distinguen tres áreas:  “Los sentidos”, “El Bosque” y “Cooperación”. A nuestra hija lo que más le gustó es jugar con la casa inacabada en la que te conviertes en constructor por una hora: se ponen su chaleco y casco,  tienen que cargar los ladrillos, subirlos, desescombrar, manejar la grúa, … vamos, una pasada!!

A parte de esto hay varias actividades en esta zona donde a través de los sentidos van descubriendo cosas… es muy interactivo y divertido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A continuación vimos la exposición de LEGOS, llamada: Travelling Bricks (que está hasta el 21 de octubre de 2018)

Es un viaje a través de la historia de los transportes, todo tipo de transportes: por Aire, Mar, Tierra, Espacio… a base de piezas de LEGO® e imaginación. Podrás encontrar desde cuadrigas de romanos, hasta las famosas carabelas de Cristobal Colón, un dirigible, un cohete espacial o el majestuoso Titanic con todo lujo de detalles.
La verdad que fue de lo mejor que vimos!!! Nos quedamos embobados viendo cada obra maestra, un espectáculo para la vista y admirable el ingenio y trabajo de los creadores. La niña flipó en colores.

Otra de las exposiciones que vimos fue la de: “Els nostres dinosaures” (Nuestros dinosaurios)  Donde pudimos  conocer los principales hallazgos encontrados en la Comunidad Valenciana, ver criaturas como el Morelladon beltrani, originario de la localidad castellonense y réplicas de hasta 12 metros de longitud. Fósiles, réplicas y maquetas, así como material audiovisual, ofrecen una visión de cómo era el mundo hace millones de años…

Y por último nos dio tiempo de ver la Expo: “Marte. La Conquista de un sueño”. La muestra ofrece una visión de todas las perspectivas del planeta, tanto desde el punto de vista científico como cultural e histórico. Puedes escuchar cómo sonaría tu voz o cuál sería tu peso en Marte y poner a prueba tus conocimientos sobre el planeta rojo con un test de imágenes de la Tierra y Marte. Se realiza un repaso por los diferentes hitos en la carrera espacial hacia Marte y el futuro en la conquista humana del planeta.

Con estas cuatro cosas que vimos, ya pasamos toda la mañana…nuestra hija disfrutó muchísimo, y nosotros también…nos han quedado más cosas pendientes por ver, pero como vivimos cerca, seguro que volveremos… Así como a visitar el Oceanogràfic  que es uno de los lugares que estamos deseando de visitar con nuestra pequeñuela…próximamente!!!

 

Bueno, espero que os haya gustado lo que os he contado del Museo, y que podáis visitarlo si no lo habéis hecho todavía… Cualquier duda o comentario que tengáis…escribirme!!

Añadir comentario